Bienvenidos

Este sitio está orientado a la educación y la formación ciudadana.
Ubicación: República Argentina, Provincia de Buenos Aires, San Nicolás de los Arroyos.

1 de abril de 2016

Docentes que fomentan el "no hay clases"

Los sindicalistas de los docentes y los docentes que hacen lo que les dicen esos sindicalistas ya dan tanto asco que son impresentables e imbancables.
Siempre que plantean un conflicto por alguna cuestión (sea o no justa, racional o traída de los pelos) lo único que se les ocurre hacer es un paro y cerrar las escuelas.

El jueves 31 de marzo, en una escuela secundaria pública en la que trabajo, a cada curso que entré (fueron 3) los alumnos me decían...
- "El lunes no hay clases".
- Ahá... ¿Y por qué "no hay clases"?
- "Porque hay paro".
- ¿Hay paro? Pero si hay un paro de "algunos" docentes ¿por qué no hay clases? Porque vienen muchos docentes a dar clases cada vez que hay huelga y siempre la escuela está abierta.
- "La preceptora nos dijo que no viniéramos porque no hay clases".

Nótese que las argumentaciones racionales no son entendidas o no quieren ser entendidas. ¿Por qué? Porque si a los alumnos les dicen "hay paro", no se alcanza a terminar de pronunciar la segunda palabra que ya se están yendo de la escuela. Esa actitud quiere decir mucho, muestra bastante respecto de qué significa la escuela y la educación para la mayoría de los jóvenes de las escuelas públicas.

En los recreos de ese jueves 31 de marzo, al reunirme con otros profesores, ninguno de los presentes sabía por qué era el paro del lunes 4 de abril; es más, la mayoría no sabía que había paro. Solo unos pocos dijeron que si había paro no vendrían a clases (por pudor me guardo lo que expresaron como razones de su adhesión).

No obstante la observación realizada sobre los alumnos y docentes, lo más indignante es que sean docentes (profesores y preceptores) los que fogonean el que no asistan a clases los alumnos. Y claro, parece que hay muchos "postulantes a ñoquis" en las escuelas públicas a los que cualquier excusa es buena para no cumplir con sus obligaciones.
A muchos preceptores, maestros, profesores y autoridades "parece" que nada les importa la educación de los alumnos. Se prenden en cualquier cosa con tal de no ir a la escuela.

A 2 preceptoras les pregunté si sabían por qué era el paro. Una dijo que no sabía y le contesté "entonces para qué decís que no hay clases porque si vos no vas a venir no significa que los otros no vengamos y, además, hacés un paro solo porque no querés trabajar, ni sabés por qué hay paro".
La segunda contestó "por el aumento de los sueldos". ¿Es preceptora y no se enteró que ese tema ya fue arreglado a fines de febrero? ¡Y sus cargos son docentes, deben enseñar! (¿qué puede enseñar una persona de estas características?).

A la tercera, ya enojado, le dije de mala manera que ellas estaban fomentando que el lunes la escuela esté vacía de alumnos con un montón de docentes en la sala de profesores hablando "al gas". Otro día perdido y nadie sabe por qué... O sí, porque no se quiere trabajar. Lo afirmo así clarito.

Esa actitud de decir "no hay clases" cada vez que a algún sindicato se le ocurre llamar a un paro es difundida profusamente por algunos medios de comunicación que titulan "El lunes no habrá clases". ¿No saben que hay miles de docentes que, aunque haya paro, van a trabajar igual?

Si alguien o muchos quieren hacer un paro, están en todo su derecho si las causas son justas pero antes deberían saber que hay otras formas de protesta que no significan dejar otro día sin clases a los alumnos. ¿Será que añoran la época en que un presidente populachero decía "Alpargatas sí, libros no"? Si es así, deberían salir de las escuelas y dedicarse a otra cosa.

Y los sindicatos... ¡Por Dios! Hasta se hacen llamar "gremios", ¡son docentes y no saben la diferencia entre sindicato y gremio y deberían enseñarlo! Y si de bajos conocimientos de docentes vamos a hablar, acá les muestro la impresionante cantidad de horrores en la escritura que figuran en el llamado al paro del lunes 4 de abril en la página de la FEB...

Pulsar sobre la imagen para verla más grande
Cuando amplios sectores de la sociedad argentina plantean (aunque generalizando) que los docentes son "esto o lo otro" y que no deberían exigir determinadas cosas porque los resultados obtenidos en la educación de los alumnos son muy malos, en varios aspectos tienen razón. Y nos desvalorizan. La institución escuela está desvalorizada y eso sí que es grave.

Para terminar esta nota haré referencia a uno de los puntos que figuran en la página de otro sindicato, el SUTEBA y en la página de la CTERA... Dicen que uno de los reclamos es "por la continuidad de todos los programas socioeducativos nacionales" como Conectar Igualdad, FinEs, Administradores de red, CAJ, etc. CUIDADO, porque varios de estos planes han sido un rotundo fracaso pedagógico y han servido para dilapidar recursos que, bien asignados, podrían establecer una buena diferencia entre tener una mala educación o una buena educación en la República Argentina. Tener una buena educación no pasa por planes sospechados de todo tipo de corrupción. Por eso, el lunes estaré en la escuela, ni loco apoyaría semejante desquicio (como, por ejemplo, Conectar Igualdad).

Si hay docentes que fomentan el "no hay clases", de docentes nada tienen, es una total y absoluta contradicción. Como mucho podrían decir que tal día algunos docentes harán paro.

4 comentarios:

  1. Que se puede esperar de los docentes que solo hacen medidas de fuerza cuando se refiere a lo monetario... pero que les importa un bledo, por no decir otra cosa, la calidad educativa, la formación de sus alumnos, etc. Se dice que se enseña con el ejemplo, entonces... ¿Qué ejemplo le estamos dando?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis, exactas tus palabras. ¿Qué ejemplo le estamos dando a nuestros alumnos? Uno muy malo... Es un problema muy serio de ACTITUD.
      Un abrazo y mil gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. buenas noches, le escribe un aspirante a docente (acabo de empezar a cursar la carrera de profesor de historia) aun no estoy familiarizado con mucho de los conceptos de la profesión y me intereso mucho su pagina, espero me sirva para desasnarme en varios aspectos. con todo respeto, y sin chicanas, ¿por que le parece un despilfarro de recursos conectar igualdad?.
    por otro lado, si bien clases debe haber siempre. en estos momentos q estamos viviendo, me pregunto si a veces no es necesario una medida de fuerza extrema. cuando se pone en peligro la continuidad de la educación publica y gratuita, creo q seria indispensable una gran movilización masiva (no digo q hoy sea el caso, simplemente digo q no hay q desestimar la lucha sindical a través de paros para todos los casos.
    saluda atentamente Cesar Hevia.
    espero su respuesta, con la intensión de ampliar mi panorama.
    desde ya muchas gracias. y lo felicito por todo el trabajo q hace en este blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola César:
      Conectar Igualdad...
      Es un despilfarro porque se gastó muchísimo dinero en algo que no sirve. Los alumnos y los docentes en su gran mayoría no las utilizan para actividades educativas. En lugar de ello deberían haber equipado a las escuelas con tecnología en cada salón de clases. De esa forma, siempre estarían para poder utilizarse. Te paso acá dos enlaces en donde explico el asunto...

      http://fmmeducacion.blogspot.com.ar/2015/12/dinero-derrochado-en-conectar-igualdad.html

      http://www.fmmeducacion.com.ar/Informatica/ConectarIgualdad/ProblemasPlanConectarIgualdad.docx

      Huelgas... Muchos de los docentes "viejitos" pasamos por tantas cosas... Te puedo contar lo siguiente fruto de "esas cosas"...
      1) No es una "medida de fuerza extrema" parar 1 o 2 días ya que le estás diciendo al gobierno "no te hagas problemas, mañana (o pasado) vuelvo y todo sigue como si nada; después arreglamos bajo la mesa". Una "medida extrema" es un paro por tiempo indeterminado y eso, no debe hacerse jamás con un servicio fundamental como la educación salvo que también se plieguen los padres y la sociedad general ante una situación que sea terrorífica.
      2) Cuando hay huelga docente la sufre la educación pública porque en las escuelas privadas hay clases en forma casi normal. Este es uno de los puntos por los que en los últimos 20 años las escuelas privadas han estado llenándose de matrícula y las públicas vaciándose (también hay otras causas, pero la primera es esta). Muchos padres se quejan de la baja calidad de las públicas por, entre otras cuestiones, la recurrente ausencia de docentes (además de las huelgas).
      3) Para protestar hay muchas maneras alternativas a dejar una escuela pública cerrada o con pocos docentes trabajando (o muchos, como en tantas escuelas que, por más que haya huelga, los docentes van igual).
      4) La educación es esencial. Es como un hospital. Es como la policía. No se deben cerrar las escuelas ni perder días de clases. Estamos en el puesto 61 de 65 países medidos en las pruebas PISA. No se revierte haciendo paros y faltando todo el tiempo.

      Aparte de todo eso, te felicito por haber elegido esta carrera. Observá, mirá, lee por tu lado... Hacé tu "experiencia" teniendo la mente abierta y así serás un docente de verdad. Ni siquiera se te ocurra quedarte con esto que escribí, amplialo con otros testimonios y con tus propias experiencias de vida. Además, te agradezco porque hace falta mucha gente joven con ganas de cambiar las cosas que están mal.
      ¡Un gran abrazo!

      Eliminar

Por favor, exprésese educadamente; de lo contrario, el comentario será movido a Insultos, descalificaciones, ataques, etc.
En esa entrada se permite decir lo que se le venga en gana y como quiera.